,

Definición de la punta nasal: individualizando la rinoplastia

jueves, 8 de septiembre de 2016

Una punta nasal bien definida y proyectada forma parte del éxito en rinoplastia. Es imposible conseguir un resultado natural y satisfactorio en rinoplastia sin prestar atención a la posición y forma de la punta nasal. Es cierto que una gran mayoría de pacientes que acuden a consulta para una cirugía estética de la nariz lo hacen para eliminar una giba, pero no puede pasarse por alto la situación, posición y forma de la punta nasal de cara a un óptimo resultado de la intervención. Su apariencia viene determinada por la longitud, forma y consistencia de los cartílagos laterales inferiores, de ahí que las  puntas nasales caídas tengan como común denominador unos cartílagos inferiores con escasa consistencia o mal posicionados.

Como ya he explicado en otras ocasiones, soy un claro defensor en todos los casos del abordaje abierto en rinoplastia, pero hago hincapié en ello, especialmente en aquellos pacientes en los que haya que modificar la forma de la punta nasal. La rinoplastia abierta permite una valoración intraoperatoria de todas las estructuras que conforman la punta nasal y, de esa forma, es posible realizar un tratamiento gradual y efectivo que consiga el resultado deseado.

Una proyección nasal inadecuada previa requerirá maniobras específicas para ganar proyección en esa zona y poder ser remodelada con éxito. Parafraseando a Albert Eistein: “Insanity is doing the same thing time and time again and expecting different outcomes” (" La locura es hacer la misma cosa una y otra vez y esperar resultados diferentes "). No podemos esperar resultados diferentes, especiales (que son los que necesitamos en una rinoplastia que involucre una punta nasal compleja) haciendo simplemente lo que hacemos en cualquier otra cirugía de nariz.

Mi abordaje para la punta nasal poco definida es la rinoplastia estructural de forma gradual en 2 escalones:

-Suturas e injertos integrados dentro de la propia estructura de los cartílagos de la punta nasal. Siempre que sea posible esta opción es la ideal ya que la proyección de la punta nasal se conseguirá mediante suturas o injertos de soporte, para dar firmeza a una punta nasal poco proyectada o debilitada.

-Injertos superpuestos de punta nasal. La diferencia es que estos injertos están superpuestos sobre los cartílagos de la punta nasal, con una mayor posibilidad de mostrar irregularidades visibles en el futuro. Esta técnica está reservada para aquellos pacientes con piel muy gruesa donde es difícilmente perceptible.

En este caso podéis ver el RESULTADO A LA SEMANA de la cirugía de una rinoplastia en el que se ha actuado sobre la punta nasal. Encontrarás mas información en www.rino-plastia.es

punta nasal en rinoplastia cirugía plástica

punta nasal en rinoplastia cirugía plástica

punta nasal en rinoplastia cirugía plástica


punta nasal en rinoplastia cirugía plástica

punta nasal en rinoplastia cirugía plástica

0 comentarios

También podría interesarte

SUBSCRIBIRSE POR EMAIL

Recibir por email cada nueva publicación. El email no se compartirá nunca.

Entradas Populares

Twitter