, , , , ,

¿Cuáles son las secuelas del embarazo que borra el Mommy Makeover?

miércoles, 29 de junio de 2016

Caso de Mommy Makeover, cirugía plástica tras el embarazo

En los tiempos que vivimos, la mujer concibe sus embarazos a edad cada vez mas tardía. Esto coincide con otro factor determinante: la mujer ya no se conforma y busca una recuperación de su figura tras el embarazo,  asumiendo un cuidado de su propia estética muy superior que el que se daba en épocas anteriores. Por eso acude a mi consulta en busca de soluciones, como el Mommy Makeover o cirugía combinada para después del embarazo. A mayor edad mas dificultosa es una recuperación “natural” tras el parto y la lactancia, debido a que el cuerpo ya no tiene la misma capacidad de recuperación. Por ello en ese momento la cirugía plástica toma la palabra. Pero… ¿Cuáles son las secuelas que borra este procedimiento?

Debo señalar que el abdomen y el pecho son las dos regiones anatómicas mas afectadas por los cambios estéticos cuando se es madre. Los cambios que suceden  en esas zonas y posteriormente la huella que dejen será mayores o menor dependiendo en gran medida del estado físico previo a la gestación y del propio desarrollo del embarazo en cuanto a cuidados y ganancia de peso. La edad, como ya hemos señalado, influye decisivamente en que esos cambios dejen mayores secuelas. Los cambios concretos en el pecho dependerán del volumen mamario que presente la paciente de manera previa al embarazo: si el pecho es escaso, la repercusión de éste será menor que si el pecho es moderado o incluso grande, ya que en este último caso perderá volumen y firmeza, y probablemente descenderá de su posición original. Se pierde  consistencia en la mama, con un vacío que se presenta esencialmente en la porción superior de la misma, quedando todo el contenido glandular en la parte baja del pecho y dando un aspecto de “vacío y caído”. Los objetivos dependerán del tipo de pecho al que el cirujano se enfrente. Suelen ir orientados a aumentar la consistencia y mejorar el posicionamiento de la mama en el tórax, bien mediante un aumento de pecho o un aumento con elevación del mismo.

Respecto al abdomen, las secuelas suelen ser consecuencia de la propia dilatación de los tejidos durante la gestación. Y no solo sobreviene la distensión de la piel sino también de la propia musculatura abdominal, provocando la llamada “diástasis de rectos”. El resultado es un abdomen  abultado que llega a mostrarse deforme y descolgado. Esta pérdida muscular se hace mas evidente en pacientes con una o varias cesáreas. El ombligo es otra de las zonas que tienden a deformarse con el embarazo, resultando un ombligo ovalado, con una mayor dimensión horizontal que vertical, grande y con muchas estriaciones. Por último, los flancos abdominales ( los laterales del abdomen) suelen acumular grasa, con lo cual dan a la silueta un aspecto envejecido y distorsionado.
Consulta la sección dedicada al Mommy Makeover en www.drcabrera.es

0 comentarios

También podría interesarte

SUBSCRIBIRSE POR EMAIL

Recibir por email cada nueva publicación. El email no se compartirá nunca.

Entradas Populares

Twitter