,

¿CÓMO DEBES AFRONTAR TU PRIMERA CONSULTA DE CIRUGÍA PLÁSTICA?

miércoles, 1 de junio de 2016


Para que la primera consulta de cara a una cirugía plástica sea fructífera, es esencial que el paciente encuentre un clima de confianza y comodidad. Será imprescindible para que pueda expresar con franqueza cuáles son sus expectativas y sus complejos en cirugías como aumento de pecho, rinoplastia o abdominoplastia, por citar algunas de las mas comunes.  Es normal que el paciente llegue con muchas dudas, y mi esfuerzo debe ir encaminado a que cuando se marche éstas hayan quedado aclaradas por completo. No puede irse pensando que hay cosas que no ha entendido o que tiene preguntas que dejó de hacer por pudor o nervios. Para que esto sea así hay algunos consejos que quiero apuntar de manera previa, y que sin duda redundarán en un mejor aprovechamiento de esa primera cita.


El Dr. Emilio Cabrera en su consulta de Cabrera Plástica & Estética
El Dr. Emilio Cabrera en su consulta de Cabrera Plástica & Estética

Lo primero es relajarse, expresarse con claridad, sinceridad y libertad, ofreciendo toda la información de la que se disponga, por muy personal que sea. Previamente a la visita se debe reflexionar sobre “qué es lo que quiero conseguir con esa cirugía plástica” y hacérmelo saber claramente, ya que en ello basaré mi planificación e intervención. Mi primer objetivo es informar al paciente de forma clara de si sus expectativas son viables o no y hacerle comprender cuáles serán los resultados reales que obtendremos. Nunca crear falsas esperanzas ni pintar todo de color de rosa.

Es normal para el paciente estar preocupado ante una cirugía ,  y debe reconocerlo y compartir sus temores para que el especialista pueda tranquilizarte con explicaciones concretas. Pregunta todo lo que se te ocurra, por obvio o disparatado que te pueda parecer. No dejes nada en el bolsillo, ni para una segunda consulta. Ese día debes salir con las ideas claras y todas las dudas disipadas. Si algún detalle no está claro pregunta de nuevo por él hasta que lo entiendas. Que no te parezca absurdo llevar una pequeña chuleta con tus preguntas para que ninguna se quede atrás. El cirujano no solo lo entenderá, sino que le parecerá una buena idea. Igualmente, en esa lista puedes ir anotando algunos detalles de la consulta que desees recordar con mayor claridad; que no te parezca fuera de lugar, ya que los nervios pueden jugarte una mala pasada y mezclar mas tarde conceptos o detalles. Si tomas nota de ellos quedarán meridianamente claros.

Es importante poner en antecedentes a tu cirujano acerca de todos los aspectos de tu historial médico. Si te has sometido a otras cirugías debes detallarlas, así como aportar cualquier prueba diagnóstica que te hayas realizado recientemente, lo que ayudará a saber tu estado de salud general, y a decidir si se requieren pruebas complementarias. Si tomas medicación para cualquier dolencia debes hacer un listado de ésta y aportarla, así como cualquier otra cuestión como vitaminas o tratamientos no médicos de tipo naturista. Por supuesto debes enumerar cualquier dolencia general como diabetes, hipertensión etc… que te haya sido diagnosticada.

Recomiendo que los pacientes acudan acompañados, lo cual no solo es importante sino conveniente, sobre todo cuando se trata de alguien cercano que pueda aportar detalles o retener la conversación para que posteriormente el paciente pueda tener una fuente para contrastar lo que ha entendido. Esa primera consulta suele tener muchos detalles e información y es bueno apoyarse en alguien para manejar toda esa información. Si a pesar de todo esto, ya en casa, surgieran nuevas dudas, puedes contactar con la consulta para disiparlas telefónicamente.

0 comentarios

También podría interesarte

SUBSCRIBIRSE POR EMAIL

Recibir por email cada nueva publicación. El email no se compartirá nunca.

Entradas Populares

Twitter