,

Prótesis de mama rota, ¿qué hacer?

lunes, 25 de enero de 2016


Las prótesis mamarias de gel de silicona destinadas a aumento de pecho llevan en el mercado más de cinco décadas, con un indice de satisfacción muy elevado. La arquitectura de los implantes mamarios ha ido cambiando durante todo este tiempo, al igual que la cirugía plástica, para construir implantes cada vez de mayor calidad y con un bajo indice de complicaciones, entre ellas, la rotura. Sin embargo, en ocasiones, acuden pacientes a mí consulta con la sospecha, en algunos casos, y con la confirmación por ecografía en otros, de prótesis mamarias rotas.



En la mayoría de ocasiones, suelen ser pacientes en las que el implante mamario se realizó muchos años atrás con implantes, en su mayoría, de baja calidad. Hay que tener en cuenta que el riesgo de ruptura de un implante mamario está en relación inversa a la calidad de fabricación del implante, y en relación directa con el tiempo que la paciente lleva con la prótesis mamaria. Es decir, cuánto peor calidad y mayor tiempo lleva una prótesis de mama puesta, mayor riesgo de ruptura existe.

Pero, ¿cómo puede saber una paciente que su prótesis está rota?

En un gran porcentaje de pacientes, el diagnóstico de prótesis de mama rota se realiza en un control rutinario de sus implantes mamarios mediante ecografía, estando la paciente asintomática. En otras ocasiones, la paciente acude al cirujano plástico por notar que su pecho está raro, que ha cambiado la forma o simplemente está diferente.

Las roturas de los implantes mamarios se clasifican en:

Rotura de prótesis mamaria intracapsular: es aquella en la que el gel del implante mamario queda contenido dentro de la capsula mamaria que el organismo crea alrededor del implante.

Rotura de prótesis mamaria extracapsular: el gel sale fuera de la cápsula y se distribuye por la mama o incluso llega a los ganglios axilares.

¿Qué prueba es la adecuada ante la sospecha de una rotura de prótesis de mama: mamografía, ecografía o resonancia magnética?

Si bien la mamografía mamaria puede detectar roturas extracapsulares (material radiopaco fuera del implante), las roturas de prótesis mamarias intracapsulares son más difíciles de detectar con esta prueba.



La ecografía es la prueba más versátil para detectar roturas de implantes. Es una prueba fácil y rápida de realizar, que detecta un gran porcentaje de roturas tanto intra como extracapsulares. Es la prueba que solicitamos en nuestro centro de forma periódica para seguir la evolución de los implantes cada 5 años después de la cirugía o ante la sospecha clínica de una posible alteración del implante. Hay que considerar que la ecografía mamaria para detectar prótesis de mama rota, debe realizarse por un radiólogo con experiencia en mama y en estos casos la sensibilidad y especificidad de la prueba son realmente altas. Sin embargo, cuando a pesar de lo anterior puede haber dudas sobre una posible ruptura mediante la ecografía. Para esos casos dudosos, la prueba más precisa para el diagnostico de rotura de implantes es la resonancia nuclear magnética. Está es la técnica de elección para casos dudosos de rotura de prótesis intracapsular mediante ecografía.

En los casos de prótesis mamarias rotas en pacientes asintomáticas, las rupturas suelen ser intracapsulares, es decir que la prótesis queda contenida dentro de la cubierta (cápsula) que el organismo crea alrededor del implante mamario, con lo cual no hay fugas de gel fuera de la mama.

La actitud ante un implante mamario roto, como ya hemos comentado en otras entradas de este blog, es la retirada de éste junto con la cápsula que envuelve el implante.



Utilizamos, en todos los casos de retirada de implantes mamarios rotos, este film transparente (Steri-Drape). En caso de fuga de gel impide que la piel se impregne del mismo. Una vez retirado el implante, se retira la película polimérica y la piel quedará intacta para proceder como si de un aumento de pecho primario se tratase.

La retirada de la prótesis mamaria envuelta en la cápsula tiene múltiples ventajas:

Por un lado, en casos de implantes rotos con fugas, el gel quedaría confinado dentro de la cápsula, evitando su manipulación durante la extracción del mismo. Si se realiza la retirada del implante envuelto por su cápsula evitaremos fugas durante su extracción.

Por otra parte, la retirada de la cápsula tiene la ventaja de dejar la mama en unas condiciones más parecidas a la mama original antes de la primera operación. Hay que tener en cuenta que la cápsula mamaria tendrá las dimensiones del implante que la paciente ha tenido puesto. Si retiramos un implante y cambiamos las características del nuevo implante (volumen, altura, proyección o forma) esa antigua cápsula no nos serviría. Es decir, la cápsula periprotésica "es un traje a medida" para cada implante".

Mostramos un caso ilustrativo de todo lo comentado:





Para más información: protesis de mama rotas en Córdoba


0 comentarios

También podría interesarte

SUBSCRIBIRSE POR EMAIL

Recibir por email cada nueva publicación. El email no se compartirá nunca.

Entradas Populares

Twitter