, ,

Doctor no me gusta nada mi perfil: tres maniobras para resultados de excelencia.

lunes, 11 de enero de 2016

En rinoplastia, uno de los motivos más frecuentes por el que los pacientes desea mejorar su estética nasal es la la visión de su nariz "de perfil". Cuando un paciente acude a un cirujano plástico por una rinoplastia a menudo lo hace por presentar una giba, un caballete nasal, que desea corregir. Los pacientes lo describen como que no se encuentran cómodos y evitan los giros y posturas en los que muestren el perfil o las fotografías qen la que su cara aparezca de forma lateral.



Desde un punto de vista estrictamente anatómico el dorso nasal presenta dos zonas diferenciadas: una superior de hueso y otra inferior de cartílago.

Zona ósea: compuesta por los huesos nasales y la apófisis ascendente del maxilar.

Zona cartilaginosa: compuesta por los cartílagos superiores (triangulares) e inferiores (alares).


Todas estas estructuras están íntimamente conectadas unas con otras para constituir el techo de la nariz. Una de las cosas que no deben alterarse como resultado de una rinoplastia bien realizada en la que se trata una giba dorsal son las líneas estéticas dorsales ni la funcionalidad nasal.


Las tres maniobras esenciales para obtener resultados de excelencia en rinoplastia al quitar una giba dorsal son:

Evaluación cutánea: Una de las cuestiones más importantes en rinoplastia que habrá que considerar cuando nos enfrentamos al desafío de retirar una importante giba dorsal en es la piel y sus características.. Aunque esto ya lo hemos tratado en alguna otra ocasión es importante considerarlo, ya que será determinante en el perfil del paciente el grosor de la piel a nivel del dorso.

Separación entre estructuras duras (hueso) y blandas (piel): En rinoplastia, como en cualquier otra cirugía es esencial alterar lo menos posible la anatomía y tratar a los tejidos de forma delicada. En este sentido, el cirujano plástico con gran experiencia en rinoplastia, sabe que es muy importante preservar intacta una pequeña capa que separa el hueso de la grasa subcutánea a nivel del dorso nasal, llamada periostio. La disección por debajo de esta capa (disección subpericondral) permitirá que no se note ninguna irregularidad una vez retirada la giba. Ya que el periostio es un tejido fino pero de gran resistencia y estabilidad.

Separación entre cartílagos superiores y septum nasal:

La separación entre los cartílagos laterales superiores del septum (tabique nasal), se realiza en todos los casos de rinoplastia, bien sea funcional o estética. En rinoplastia funcional, esta maniobra se realiza para tratar el septum si éste está desviado, o como fuente de injertos. En rinoplastia estética, en mi experiencia, esta correcta separación evita una sobreresección mucosa y, por tanto, evita alteraciones funcionales; por otra parte permite mantener las líneas estéticas dorsales tan importantes para un buen resultado.

Resumiendo: quitar una giba dorsal en rinoplastia debe ser un proceso estandarizado, se debe conocer profundamente cada paso y maniobra quirúrgica, debiendo ser realizado todo ello por un cirujano plástico especializado y con gran experiencia en cirugía facial y nasal.

www.rino-plastia.es

Os mostramos un resultado que ejemplifica lo descrito. tan solo un mes después de la cirugía.



0 comentarios

También podría interesarte

SUBSCRIBIRSE POR EMAIL

Recibir por email cada nueva publicación. El email no se compartirá nunca.

Entradas Populares

Twitter