, ,

Reducción mamaria, ¿cómo evitar un pecho ancho y plano?

viernes, 20 de febrero de 2015


Clásicamente la cirugía de reducción mamaria ha tenido como objetivos: reducir el volumen mamario, al reposicionar las areolas en una posición más alta y rejuvenecer la apariencia mamaria determinando una mayor tensión a los tejidos.

Sin embargo, con las técnicas convencionales, en muchos casos, no se consigue dar la adecuada tensión a los tejidos y el correcto relleno de los cuadrantes superiores de la mama. Para evitar esta ausencia de relleno en los cuadrantes superiores, desde hace 9 años vengo realizando la técnica de reducción mamaria, con reconstrucción del polo superior con tejidos propios (“autoprótesis” glandular").

¿En qué consiste la reducción mamaria con auto prótesis glándular?

La autoprotesis glandular no es más que el recolocar parte del tejido “sobrante” de la parte inferior de la mama en la zona superior.

Una vez realizado nuestro diseño intraoperatorio, lo que se hace es quitar toda la parte lateral y medial de la mama y dejar un puente de tejido graso y glandular que se liberará de forma correcta y se suturará en la parte superior del tórax a nivel de la segunda costilla, suturándose a la fascia pectoral.

Las ventajas de esta técnica es que a medio y largo plazo la paciente seguirá con un resultado muy atractivo y natural en la parte superior de la mama, evitando la sensación de mamas anchas y planas. Como inconvenientes, esta técnica requiere una gran experiencia por parte del cirujano para diseñar de forma adecuada el "colgajo de relleno" y calcular la cantidad idónea para "llenar" el polo superior mamario sin dar un resultado artificial.

Mostramos un resultado con esta técnica, al año de la intervención.








0 comentarios

También podría interesarte

SUBSCRIBIRSE POR EMAIL

Recibir por email cada nueva publicación. El email no se compartirá nunca.

Entradas Populares

Twitter