Cirugía Plástica & Estética Córdoba: Entrevista Diario Córdoba 21 de octubre de 2012

domingo, 21 de octubre de 2012




"La Cirugía Plástica, sinónimo de seguridad y naturalidad"
Prestigio y seriedad por el trabajo bien hecho definen al Dr. Emilio Cabrera. Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Córdoba con la calificación de sobresaliente “cum laude”, realizó su formación en el Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital Universitario “Reina Sofía” de nuestra ciudad, donde en la actualidad desempeña el cargo de facultativo especialista. Amplió sus estudios de especialización en el Hospital "Ruber Internacional" de Madrid y en algunos centros de reconocido prestigio en el extranjero.  Nos acercamos hasta su consulta, ubicada en el Edificio Gran Capitán 46, para conocer sus impresiones sobre el mundo de las operaciones de cirugía plástica. 
¿Qué se puede conseguir con una intervención de cirugía plástica?
Podemos conseguir la eliminación o mejora de una característica física que desagrade al paciente, en el caso de la cirugía estética o el restablecimiento funcional y/o anatómico secundario a una malformación congénita, accidente de tráfico o a una ablación tumoral, en el caso de la cirugía reparadora. 
¿Cuál es el paciente ideal?
En líneas generales, el paciente ideal es cualquier persona con un buen estado de salud que busca cambiar un defecto físico, con unas expectativas realistas y siempre adaptadas a su armonía facial o corporal. Es importante que el paciente entienda las distintas etapas del procedimiento; desde la planificación del mismo, hasta el postoperatorio. 

En su práctica privada, ¿qué es más frecuente la cirugía estética o la reparadora?
Sin duda, mucho más común la cirugía estética. Hay casos de reparadora, fundamentalmente reconstrucciones mamarias, malformaciones genitales femeninas y cirugía del cáncer de piel, pero la cirugía estética tiene mucho más peso. 
¿Cuales son las intervenciones más demandadas en su consulta?
En contorno corporal, el aumento mamario continua siendo la intervención más frecuente, seguida de la liposucción-lipoescultura. Pienso que todo esto se debe a una cuestión puramente climática y cultural; quiero decir, vivimos en un país con muchos meses de sol y buen tiempo, donde el cuerpo se “muestra” con menos ropa que en otros países mas septentrionales.   En cirugía facial, la rinoplastia es la número uno, seguida de otoplastia y blefaroplastia. 
Como ha comentado anteriormente, la cirugía de aumento mamario es la intervención más demandada, ¿qué avances ha sufrido esta cirugía en los últimos años?
En los últimos años los conceptos en aumento mamario han cambiado ostensiblemente. En la actualidad, el aumento mamario no debería entenderse tan solo como una cuestión de volumen, sino de forma y armonía con el resto del cuerpo y el tórax de la paciente. En este sentido, las últimas aportaciones orientadas a conseguir la máxima naturalidad en los resultados, vienen dadas por dos novedades: implantes anatómicos de última generación y aplicación de tecnología “3D” para la planificación quirúrgica. 
En primer lugar, los implantes anatómicos de última generación, nos permiten escoger la altura, anchura y proyección del implante para adecuarlo a las características antropométricas de la paciente, pudiendo hacer mamas de gran naturalidad; es decir, podemos escoger “un implante a la medida de cada paciente”, con lo que la naturalidad que puede conseguirse es realmente alta.  En segundo lugar, la aplicación de la tecnología de simulación “3D” para cirugía estética mamaria, permite, partiendo de las fotografías del pecho de la paciente realizadas en la consulta, hacer reconstrucciones tridimensionales en tiempo real en la primera visita al cirujano. Esto tiene la ventaja de que nos anticipamos al resultado futuro, pudiendo probar en esta simulación informática distintos volúmenes e implantes con distintas medidas, haciendo de esta forma más partícipes a nuestras pacientes en cuanto a la forma y volumen deseados.  

¿Existe intrusismo en la práctica de la cirugía estética?

Desafortunadamente, sí. La idea de negocio atrae a médicos que no poseen el título de la especialidad, ni han cursado la correspondiente especialización M.I.R.. Nuestra ciudad no se escapa del intrusismo, existiendo al menos un par de médicos que ejercen la cirugía estética sin titulación alguna y con el consiguiente riesgo para los pacientes. 
¿Qué recomendaría a los posibles pacientes para no caer en manos de estos médicos “sin titulación” en cirugía plástica?
Recomiendo informarse en la página web de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética de la correcta titulación del cirujano (www.secpre.org), antes de la visita a la consulta elegida. Otra forma es a través del colegio de médicos, comprobando el nombre y los dos apellidos del médico (www.comcordoba.com). 
A menudo se comenta que la diferencia de precio entre cirujanos plásticos puede ser importante ¿A qué se debe tanta diferencia de precio entre unos cirujanos y otros? 

Como en otras actividades, la diferencia de precio se debe a cuestiones de oferta y demanda. Así los cirujanos que mas demanda y más pacientes tienen, suelen tener unos honorarios más altos, mientras que los que necesitan promocionarse bajan sus honorarios para captar más pacientes. Pero, lógicamente, el precio final, no es solo una cuestión de prestigio del cirujano, también hay que considerar otros aspectos que encarecen la intervención, como son operar en un buen hospital, realizar las correspondientes valoraciones y pruebas preoperatorias, utilizar los mejores implantes mamarios y materiales del mercado o realizar los correctos controles postquirúrgicos.  

Bueno, y usted ¿es de los caros o de los baratos? 

Creo que tengo unos honorarios equilibrados con el trabajo que realizo y los medios que utilizo, siempre encaminados a ofrecer la máxima seguridad, y los mejores resultados, para mis pacientes. 

Por último, el pasado viernes 19 de octubre se celebró el Día Mundial del Cáncer de Mama, ¿Qué mensaje daría a todas aquellas mujeres que han pasado o están pasando por el tratamiento de un cáncer de mama?
Como médico, les diría que tengan confianza en su oncólogo porque en la actualidad existen muchas alternativas de tratamiento con muy buenos resultados. Como cirujano plástico, les animaría a pensar en la reconstrucción y en todo lo que estás técnicas pueden aportar para restituir el tejido amputado, olvidar el cáncer, aumentar la autoestima y reanudar la vida al día anterior al terrible diagnóstico de la enfermedad.
¿Cual considera usted  que es la mejor técnica de reconstrucción mamaria?
Cada una tiene sus indicaciones y a cada paciente se le aconseja una u otra dependiendo de la edad, estado de salud, presencia de tejidos radiados o no, etc. La técnica D.I.E.A.P. (Deep Inferior Epigastric Artery Perforator), que es un trasplante microquirúrgico del tejido abdominal al tórax, en el que se toman tejidos abdominales está considerada como la técnica “gold standard” en reconstrucción mamaria, ya que la piel y grasa abdominal tienen unas características similares a las de la mama perdida, pero también puede haber buenos resultados con otras técnicas de reconstrucción menos complejas. Pienso que aun más importante que la técnica concreta es plantearse cada reconstrucción como un caso único. Me explico, para nada pueden ser iguales las expectativas reconstructivas de una paciente de 25 o 30 años con una vida afectiva, sexual e incluso maternal aún por decidir, que las de una mujer de 60 o 70 años, donde muchos de esos objetivos están superados. Los objetivos reconstructivos serán diferentes tanto para la paciente como para el cirujano, y es lógico. 

0 comentarios

También podría interesarte

SUBSCRIBIRSE POR EMAIL

Recibir por email cada nueva publicación. El email no se compartirá nunca.

Entradas Populares

Twitter